¿Quiénes somos?

Un hogar con la puerta siempre abierta

Somos un centro residencial especializado en la asistencia y cuidado de personas adultas con discapacidad intelectual y alto nivel de dependencia.

Entidad sin ánimo de lucro.

Prestamos servicio residencial ininterrumpido las 24 horas del día los 365 días del año

Nuestra mirada y nuestra forma de hacer nacen y se nutren del pensamiento y la obra de san Luis Orione. Su carisma da sentido e impregna toda nuestra actividad. Inspira una forma distinta de mirar a la persona y de entender la discapacidad intelectual y el apoyo.

Se trata de situar a la persona en el centro, de reconocer y respetar su dignidad y su singularidad. De cuidar el entorno que conoce, desde el convencimiento de que cualquier persona en el ambiente idóneo y con los apoyos adecuados, es capaz de mejorar su calidad de vida a través del desarrollo de su potencial. En este principio reside la importancia de ser un hogar alegre en el que cabemos todos, en el que se escucha, se atiende y se cuida con cariño a cada persona, y  también la necesidad de transmitirlo a la sociedad.

El equipo, un amplio grupo de profesionales en continua formación, procuramos la excelencia en el servicio sumando esfuerzos en la misma dirección. El hogar se construye entre todos: trabajadores, sacerdotes, familias, colaboradores, mecenas, voluntarios, amigos. Y entre todos hemos conseguido prestar el servicio en unas instalaciones que innovamos y adecuamos en la medida de nuestras posibilidades.

Trabajamos por la persona, en la defensa de su desarrollo individual, por su familia, por la ecología humana y en el respeto al medio ambiente. Apostamos por la transparencia en la gestión de nuestra entidad.

Trabajamos por la persona, en la defensa de su desarrollo individual, por su familia, por la ecología humana y en el respeto al medio ambiente. Apostamos por la transparencia en la gestión de nuestra entidad.

¿Quieres conocernos?

Don Orione, Hogar Don Orione

Nuestra historia

Luis Orione (1872-1940) nació en Pontecurone, Italia, el 23 de julio de 1872.

Con trece años, tras permanecer durante un año en un convento de Franciscanos, conoció a don Bosco del que fue alumno y amigo. “Nosotros seremos siempre amigos” le dijo en una ocasión don Bosco, y estas palabras se grabaron en su corazón y lo alentaron en los momentos de dificultad. Unos años más tarde, Orione reunía a jóvenes en su Oratorio y allí les enseñaba el catecismo. Con solo 21 años abrió el primer colegio para chicos sin recursos.

Poco tiempo después es ordenado sacerdote y abre casas de acogida y colegios en varias localidades italianas. Así surge la congregación Pequeña Obra de la Divina Providencia.

La inquietud de don Orione era salvar almas y sus preocupaciones, como los objetivos de su acción (pues era hombre de acción) eran muchas y todas de su tiempo: la libertad y la unidad de la Iglesia, la «cuestión romana», el modernismo, el socialismo, la cristianización de las masas obreras. Orione fue sin duda un hombre moderno, adelantado a su tiempo. No en vano una de sus expresiones más conocidas y que lo caracterizan “estar a la cabeza de los tiempos” se ha convertido en un verdadero lema y en un fuerte estímulo para la acción.

La familia Orionista es una única planta con muchas ramas: Hijos de la Divina Providencia, Ermitaños, Hermanas Misioneras de la Caridad, Hermanas adoratrices Sacramentinas invidentes, Contemplativas de Jesús Crucificado, asociaciones laicas: «Damas de la Divina Providencia», «Ex Alumnos», «Amigos», Instituto Secular Orionino y Movimiento Laical Orionino.

Entre sus obras más características están los «Pequeños Cottolengos», para los que sufren y los abandonados, surgidos en la periferia de las grandes ciudades. Creó además dos Santuarios para la Virgen, de la que desde niño fue muy devoto. Pero Don Orione tenía una alma evangelizadora misionera y no se limitó a Italia sino que salió fuera y llegó hasta Argentina, Uruguay, Gran Bretaña, Albania, y más tarde desde Brasil hasta Chile.

Falleció el 12 de marzo de 1940 mientras suspiraba: “¡Jesús, Jesús, Voy!”

El día 16 de mayo de 2004 el Papa Juan Pablo II canoniza a don Orione: “el loco de la caridad”.

Misión, visión y valores 

NUESTRA MISIÓN es evangelizar en un clima de familia y al estilo de Don Orione:

Garantizando que las personas adultas con discapacidad intelectual y alto nivel de dependencia mejoren su calidad de vida, ofreciéndoles los mejores apoyos personalizados. 

Ofreciendo a las personas con discapacidad, trabajadores, religiosos, voluntarios, colaboradores… y a cuantos se acerquen, experiencias de encuentro, de servicio y de fe.

NUESTRA VISIÓN
“es ser un Hogar comprometido con las personas y con el entorno, reconocido por éstos, estando en mejora permanente para el cumplimiento de nuestra misión”.

NUESTROS VALORES

Donde se asume el paradigma de la Discapacidad Intelectual como un concepto dinámico, ecológico y desde la defensa de derechos.  Entendemos por dinámico que la persona con discapacidad, con los apoyos adecuados, puede mejorar su nivel funcional. Por ecológico, que la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo dependen de su entorno. Por defensa de los derechos que como sujetos activos establecen una relación de reciprocidad con la sociedad. En base a estos conceptos, nos desarrollamos con los siguientes principios:

Dignidad

convencidos de que somos hijos de la fe, poniendo el valor en la persona, en su intimidad y libertad, desde una actitud empática.

Justicia

desde la equidad, el derecho y la discriminación positiva.

Solidaridad

con todo el colectivo de personas con discapacidad y dentro de él con las personas más necesitadas de apoyo.

Familiaridad

el clima que se crea cuando el proceso de acogida se desarrolla con calidez y cariño. 

Calidad

la forma de actuar que tiene que ver con el compromiso en la buena gestión general del Hogar. 

Creatividad e innovación

tiene que ver con estar abiertos a nuevas tendencias, buscar alternativas…” estar a la cabeza de los tiempos”. 

Sensibilidad

percibiendo el sentir especial en todo lo que rodea la vida del Hogar.  

vocación

como vinculación personal con las personas con discapacidad y a todo lo que las rodea.

Participación

de las personas con discapacidad, familias, voluntarios, etc. 

ALEGRÍA Y ENTUSIASMO

cómo se traducen las acciones y elemento primordial en nuestra relación. 

Hitos cronológicos

1872

El 23 de junio de 1872, nace Don Luis Orione en Pontecurone (Italia).

1885

El 13 de abril de 1885 es ordenado sacerdote.

1915

En 1915 se funda el primer Pequeño Cottolengo en Italia.

1921

El 04 de agosto de 1921, Don Orione parte para Sudamérica, visitando Brasil, Argentina, Uruguay.

1940

El 12 de marzo de 1940, fallece Don Luis Orione en San Remo (Italia).

1954

El 20 de noviembre de 1954 el Arzobispado de Madrid-Alcalá reconoce a la Congregación Religiosa “Pequeña Obra de la divina Providencia”, en España.

1967

El 1 de marzo de 1967, el arzobispado de Madrid autoriza a la Pequeña Obra de la Divina Providencia a establecerse en la archidiócesis y poner en marcha un centro para personas con discapacidad.

1967

El 28 de marzo de 1967 adquieren la primera propiedad en la Comunidad de Madrid, una pequeña villa de 2.490 metros cuadrados, en la Colonia los Ángeles, situada en las proximidades de Madrid, entre TVE y la Casa de Campo.

1972

En 1972 ya con 90 residentes, el Consejo Rector del Patronato Nacional de Asistencia Psiquiátrica acordó la autorización de reconocimiento del centro. La Pequeña Obra quedó inscrita en el Registro Nacional de Entidades de Recuperación y Rehabilitación de Minusválidos.

1976

En octubre de 1976 compran varios terrenos ubicados en la Plaza Daniel Segovia, 4, Pozuelo de Alarcón, donde actualmente se ubica el Edificio B. La actividad comenzó con un grupo de 14 niños con discapacidad psíquica en régimen de internado, de edades comprendidas entre los 6 y los 15 años.

1982

El 26 de octubre de 1980 Don Luis Orione es proclamado “beato” en Roma por el Papa Juan Pablo II.

1982

El 15 de enero de 1982 se inscribe en la Subdirección General de Libertad Religiosa del Ministerio de la Presidencia, con número de inscripción: 001416.

1984

En 1984 se construye lo que hoy denominamos el “Edificio principal”, con una superficie construida de 4.766 metros cuadrados.

1995

En 1995, la Consejería de Integración Social de la Comunidad de Madrid concede al centro la autorización administrativa para 114 plazas de las que 18 son aptas para personas con movilidad reducida.

1995

El 19 de junio de 1995 se inscribe en el Registro de Entidades, Centros y Servicios de Acción Social en la Comunidad de Madrid, con el número de registro: C0301.

2000

En el año 2000 firmamos el primer Contrato de Gestión de Servicio Público con la Consejería de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid: “Atención Residencial y de Centro de Día a Personas con Discapacidad Psíquica Gravemente Afectadas”.

2004

El 16 de mayo de 2004, Don Luis Orione es proclamado santo por Juan Pablo II.

2015

El 12 de junio de 2015 se inscribe en el Registro de Centros, Servicios y establecimientos Sanitarios de la Comunidad de Madrid, con el código autonómico de autorización del centro: SS00784.

2023

En marzo de 2023 entra en vigor el Acuerdo Marco para servicios de atención residencial con centro de día para personas adultas con discapacidad intelectual gravemente afectadas con la Consejería de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de Madrid.

COLABORA

Contamos contigo para hacer este mundo un lugar mejor y más de todos. No importa lo pequeño que sea tu granito de arena, cada aportación es importante, porque está hecha con el corazón.La suma de todas consigue cambiar el mundo.